Las funciones más importantes en la gestión de la logística interna

 

En la cadena de valor existen dos partes importantes sin las cuáles la empresa y el cliente no obtendrían un beneficio: la logística interna y la logística externa. En este artículo vamos a centrarnos en la logística interna y en sus funciones más importantes, para entender hasta qué punto este área es una pieza clave en la gestión de las organizaciones.

 

Artículos relacionados:

·         ¿Cómo aprovechar los drones en la industria logística?

·         ¿Qué es y para qué sirve en logística el ciclo PDCA?

·         ¿Cómo pueden ayudarte las TIC en la logística de tu empresa?

·         Casos de éxito de logística en eCommerce españolas

 

Actualmente, las actividades de la logística interna se han redefinido y han pasado de consistir en tener el producto justo, en el sitio justo, en el tiempo debido, a convertirse en todo un proceso de complejas acciones.

Cualquier empresa, independientemente de su tamaño, debe contar con una logística interna y es de vital importancia que continuamente se optimicen y mejoren los procesos. Cuanto más eficiente sea la logística interna, más ventajas y beneficios obtendrá la compañía con respecto a la competencia.

 

¿Qué es la logística interna?


La logística interna son las acciones y las actividades que se llevan a cabo para ordenar y organizar los flujos de materiales y de información, con el objetivo de garantizar un correcto servicio al menor costo posible. En otras palabras, es el proceso que agrupa las actividades, tareas y procesos que tienen lugar de puertas para dentro de la empresa.

Además, la logística interna permite que exista coordinación entre los recursos que obtiene la empresa y la demanda de los clientes. Cuanto más eficiente sea esta logística, mayor será la ventaja competitiva de la organización.

Los operadores logísticos se encargan, además de controlar el stock, de recibir las existencias de los proveedores y de la distribución de los medios de producción de forma adecuada.

 

Funciones de la logística interna


La principal función de la logística interna es proveer a todas las unidades operativas de la compañía los suministros necesarios y a tiempo. Esta tarea necesita de otras funciones que, juntas, cumplen con el objetivo de que la empresa funcione correctamente.

 

Las funciones más importantes que se realizan en logística interna son:

 

#1 Transportes internos

Sin transporte no hay movimiento, y sin movimiento no hay productos que lleguen a su destino. El transporte en la logística interna de la empresa es un factor esencial ya que sin él no se podría realizar el desplazamiento de los productos ya fabricados y preparados para su posterior distribución, venta y consumo.

 

#2 Inventario

El control de los inventarios es clave para garantizar que el proceso de logística en su conjunto funcione correctamente. El coste de las operaciones del control de inventarios es más elevado porque ocupa mayor espacio y además se necesita de la compra de equipos y de instalaciones. Se controlan y valoran las existencias de mercancías en los almacenes en cada momento.

El inventario debe contemplar, sobre todo, los fallos. Es decir, todos aquellos inconvenientes que puedan aparecer en la empresa y que necesiten soluciones a corto plazo. De esta manera, se debe tener un control riguroso de los posibles riesgos, como: accidentes laborales, falta de materiales, materias primas, falta de transporte, etc.

Una vez analizado el problema e investigado las posibles soluciones, los empleados pueden acceder al inventario y al plan de contingencia para resolver el problema rápidamente.

 

#3 Materias primas

La logística interna debe trabajar para que todas las materias primas se aprovechen y que no haya pérdidas importantes. Con ello se consigue adecuar el coste de las materias primas y reducir los gastos de transporte y de almacenamiento.

Por otro lado, si se implantan sistemas de producción en el tiempo justo, las materias primas y los productos fabricados estarán siempre disponibles en el momento en que se necesitan. De esta manera, se reducen los costos de inventario. También habría una mejor relación entre la empresa y los proveedores de los materiales.

 

 

 

Otras funciones que también desempeña la logística interna son: 

·         Obtención y compras. Realizar el pedido y adquirir el material y las materias primas necesarios para la elaboración del producto, así como vigilar la demora en los procesos.

·         Almacenaje. Los operarios ubican, conservan y manipulan las mercancías durante el tiempo en el que éstas permanecen en la empresa.

·         Empaquetado. Embalar los productos así como mantener los controles de calidad.

 

Todas estas tareas permiten alcanzar los objetivos siguientes:

·         Valorar las mercancías utilizando el método más adecuado a cada situación.

·         Controlar, ordenar y organizar las mercancías.

·         Gestionar eficientemente el almacén.

·         Determinar los materiales que se necesitan.

·         Definir los recursos humanos.

 

 

La empresa debe trabajar en la mejora continua de todas las funciones de la logística interna, ya que, al mejorar esas actividades, aumentan otros aspectos como la eficiencia o la ventaja competitiva.